Entrevistas


Los nenitos me dicen piropos - Revista Tv Guía (24/08/2002)



Los nenitos me dicen piropos

Todas las tardes seduce a los más grandes con su papel en Mil Millones. Sin embargo, los pequeños aún siguen recordando su paso por Chiquititas. "Los nenes me dicen que ahora estoy más linda y que se ve mejor mi cuerpo".

Primero fue una loca en Verano del '98; luego, la angelical protagonista de Chiquititas. Pero inmediatamente se transformó en la malvada de Yago, pasión morena, donde intentó seducir a FAcundo Arana. Ahora en Mil Millones, Romina Gaetani se mete en la piel de Pilar Arias, una mujer sin escrúpulos que le hace la vida imposible a Araceli González y, por supuesto, ambiciona ganarse el corazón de Gustavo Bermúdez. En esta novela de Canal 13, es la segunda vez que tiene como coequiper a Norberto Díaz, un hombre tan diabólico y envidioso como ella. ¿Por qué se repite la pareja de villanos? "Porque el productor, Raúl Lecouna, considera que el año pasado funcionamos mu bien", explica la bella actriz de 25 años.

- ¿Te da miedo quedar encasillada?
No, porque eso depende de uno. Si tenés ganas de trabajar toda tu vida de un mismo pesonaje porque te es cómodo, es tu decisión. A mí no me interesa y tampoco le tengo miedo.

- Si fueras protagonista, ¿A qué galán querrías a tu lado?
A Facundo Arana podría elegirlo porque lo conozco y es un excelente compañero. Creo que somos la pareja ideal para una novela.

- Isabel Macedo, la novia de Facundo, trabaja con vos. ¿Se pondrá celosa?
(se ríe) Para nada. Sabe que hablo de trabajo.

- Sigamos. ¿Algún otro galán?
También me gusta mucho Pablo Echarri. O Ricardo Darín...

- ¿Qué te dejó tu paso por Chiquititas?
Pegué mu buena onda y, además, aprendí muchas cosas de los chicos. Todavía hoy recibo cartas de los pibes que seguían el programa. ¿Qué me dicen? "Ahora estás más linda porque se te ve más el cuerpo". ¡Y son nenes de 10 años! ¿Te das cuenta? Los chicos me dicen piropos...

Cuando Romina terminó la secundaria, sabía que quería ser actriz. Por eso comenzó a estudiar con Alejandra Boero. Su primer casting fue de la mano de Pepito Cibrián, y quedó seleccionada para el papel protagónico de El rey David. Todavía sigue perfeccionándose: estudia canto y baile, y hace fonoaudiología. Asegura que le fue muy difícil encontrar trabajo. "Me pasaba días enteros endo de un lugar a otro y jamás me di por vencida. Muchas veces volvía llorando a mi casa, pero al día siguiente salía otra vez con mi bolsito a recorrer Buenos Aires. Confío en mí, creo en mi preparación y sé que puedo continuar creciendo. Eso fue lo que me ayudó a seguir adelante.

- ¿Tu familia siempre te apoyó?
Sí, a pesar de que ellos no tienen nada que ver con el medio. Mi papá es productor de seguros, mi hermano es arquitecto y mi mamá, ama de casa. Siempre me alentaron y me acompañaron. Son mu gambas.Aún vivo con ellos en San ANdrés, donde nací. Ahora quiero ahorrar dinero para comprar mi propia casa.

Romina también invierte su dinero en viajes: ya conoce Cuba y visitó la patagonia. Le gusta reunirse con amigos, comer asados, ver videos y es fanática de lectura. Dice que es la misma de siempre y uqe no le tiene miedo a la fama. "La fama es efímera, no existe, porque hhoy todos te conocen y mañana no tenés trabajo y te olvidan. Lo tengo claro, por suerte, y nunca me la creo. Esto es un trabajo, la esencia del actor es poder jugar con diferentes personajes y transmitir al espectador lo que está contando. Las notas, los autógrafos y las fotos son otra cosa. Por eso trato de ser yo, de mostrarme siempre tal cual soy".

- ¿En tu vida todo es trabajo o también hay amor?
Ha de todo.

- ¿Estás enamorada?
Si.

- ¿De quién?
De alguien que tiene que ver con el medio... Estamos juntos desde hace poco. Y no voy a decir más nada.

- Sólo que se conocieron trabajando.
Exactamente.

Revista Tv Guía (24/08/2002).