Entrevistas


No estoy separada; sólo nos distanciamos un poco - Revista Paparazzi (28/10/2003)


Desde hace unas semanas, la actriz de Soy Gitano y su novio, el director Diego Suárez, ya no viven bajo el mismo techo. Se siguen viendo, pero ella les contó a sus amigas: "Decidimos tomarnos nuestro tiempo para pensar".

No hubo una razón, sino varias: el estresazo de hace dos meses, las ansias de ganar más protagonismo en el mundo de la farándula, la promocionada participación en el video que el mítico Julio Iglesias grabó en nuestro país, las ofertas para el próximo año que la marearon (una de Pol-ka; otra - mucho más fuerte - de Ideas del Sur; una tercera para protagonizar una película).

No hubo una razón, sino varias para que Romina Gaetani, 26 años, una de las caras femeninas de Soy Gitano (lunes a viernes, 22 horas, Canal 13), una de las chicas más sexies de nuestro país, viva esta importante crisis de pareja con Diego Suárez, reconocido director de tevé (Malandras y Tiempo final, entre otros programas), su novio desde hace casi 2 años.

Muchos rumores corrieron en los últimos días: algunos dijeron - directamente - que se separaron; otros, que ya no viven juntos (él habría abandonado el departamento que compartieron hasta hace pocos días en Las Cañitas); y los más arriesgados, se animaron y confirmaron que él la dejó porque "no la soportaba más. Romina se la creyó mucho y está un escalón arriba de todo el mundo". ¿Verdad? ¿Mentira? ¿O sólo comentarios de algunas malas personas? De todo un poco. Al menos eso fue lo que les contó Romina a una de sus amigas: "No, no estamos peleados ni separados. Sólo nos distanciamos un poco. Muchas cosas cambiaron últimamente y es complicado para los dos. Por eso, decidimos tomarnos nuestro tiempo para pensar y ver cómo seguimos".

Lo cierto es que en plan de recuperación, Gaetani hace gimnasia con un personal trainer, toma clases de flamenco, descansa los fines de semana en un spa en el barrio de Belgrano y se ve con Suárez casi día por medio. La última salida pública fue el viernes 24 de octubre, cuando juntitos vieron a Ataque 77, Die Toten Hosen y Pappo, en el Quilmes Rock. Eso sí, nada de besos ni caricias que demostraran que el amor sigue encendido. "Algo de lo que dicen es verdad - continuó Romina -, pero forma parte del crecimiento de la pareja. Lo más feo es que para mí alguien nos quiere separar, y yo no voy a entrar en ese juego horrible..."

Revista Paparazzi. (28/10/2003)