Entrevistas


Sangre caliente - Revista Cosmopolitan Pocket (12/2003)


Una de las chicas más sexy de la Tv. local nos cuenta todos los detalles de su vida: cómo seduce, qué cosas la emocionan, cómo es la relación con su pareja, y cuál es su rutina para lograr ese cuerpo espectacular y verse tan, pero tal sensual.

Para Romina Gaetani no es lo mismo caminar por la calle ahora que a principios del 2003. Desde que su personaje en Soy Gitano elevó, durante todo el año, la temperatura de la pantalla chica a Romina le cambió la vida. Los hombres le gritan piropos y asegura que las mujeres le confiesan su admiración. Se encontró un buen día en varias tapas de revistas (a cuál más hot) y hasta se dio el gusto de pasear su andar felino en las pasarelas junto a las top.
Verla personalmente es impactante. Tiene un físico exuberante y unos ojos inmensos y bien verdes. Esos que, aún antes de que ella abra la boca para confirmarlo, dicen que estamos frente a una chica que se siente feliz. Y no es para menos, después de un año a full Romina alumbra sensualidad, disfrute, y una buena dosis de pasión.
"Este año lo cierro con una enorme satisfacción y orgullo. Aunque trabajé muchísimo, también lo viví como un placer", aclara mientras se acomoda su mini vestido rosa y disfruta de un mate dulce. A sus 26 años ya aprendió una de las principales máximas de su profesión: a los éxitos hay que tomárselos con calma. "En realidad yo lo vivo como una oportunidad para el aprendizaje. Me pude relacionar con gente súper profesional - además de buena gente - que me enseñó mucho a nivel laboral y emocional. Y yo estoy con los brazos abiertos para recibir todo eso", dice. Claro que tras la elaboración racional también está la más espontánea de las sorpresas "Fue impresionante todo lo que me pasó. Adrenalina a full. La verdad es que todavía no caigo, me imagino que lo voy a hacer cuando pase un poco más el tiempo".

- ¿Te trajo conflictos tanta fama?
Lo que no quiero es que me modifique la vida. Soy nueva en esto y todavía no puedo decir que me manejo de tal o cual manera porque la verdad es que estoy aprendiendo. Trato de hacerlo lo mejor posible. No hago cosas que no tengo ganas e intento moverme con total naturalidad, aún cuando en la calle la gente me confunde con mi personaje de la tele.

- ¿Qué es lo más difícil del éxito?
La exposición. Hay que saber preservarse, me ha pasado de ponerme a hablar d emi vida privada, con tal ingenuidad y hoy no lo volvería a hacer porque hay mucha gente que juega a favor o en contra y hace un negocio con lo que uno dice. Me guardo para mis amigos, mi familia y mi pareja.

- ¿Seguís conviviendo con tu novio (el director) Diego Suárez?
Sí. Nos amamos.

- ¿Cuál es la meta profesional más alta que te gustaría alcanzar?
No me p use metas, dejo que las cosas fluyan, que se vayan dando. A medida que pasa el tiempo se modifican las prioridades que uno tiene y con eso cambia el punto de llegada.

- Siempre dijiste que querías hacer cine, ¿eso no sería un buen objetivo a cumplir?
Sí, pero siento la suficiente confianza como para pensar que eso ya va a llegar. Incluso he tenido propuestas que no pude concretar porque hacer una tira de tv te consume. También quisiera retomar el teatro.

- ¿Te considerás una mujer sexy?
Me considero un ser humano normal. Soy una chica como todas que cuando tengo ganas de seducir lo hago como cualquier otra. Por lo menos no tengo trucos ni secreto. Ando por la vida muy tranquila.

- ¿Vas a decirnos que no tenés un arma de seducción?
No sé... supongo que la espontaneidad, mi forma de ser. Soy una persona totalmente transparente y cuando estoy enamorada soy muy apasionada.

- En general, ¿cómo es tu relación con los hombres?
Soy muy relajada, me gusta el respeto, la sinceridad. Para mí lo fundamental en una relación de pareja es que haya confianza. A la hora de estar de a dos, dejo de lado la competencia y me dedico sólo a amar a la persona que tengo al lado.

- ¿Y con las mujeres, cómo te llevás? ¿competís?
No, para nada, con las chicas tengo el mismo tipo de relación que con los hombres, me dejo ser. Tengo amigas de fierro con las que hablo mucho y siempre les digo lo que pienso de frente. Soy una amiga súper fiel.

- Hablando de fidelidad ¿caíste en la tentación de engañar a tu pareja alguna vez en la vida?
Nunca, jamás se me ocurriría hacer una cosa así. Detesto la infidelidad, me parece muy feo y si alguien me lo hiciera a mí sería un dolor muy grande.

- ¿Sos celosa?
Para ser sincera, soy bastante celosa. Pero creo que no existe mujer que no tenga aunque sea una pizca de celos en sus venas.

- ¿Qué cosas hiciste por celos?
No soy de hacer escenas escandalosas. Pero si algo me provoca celos es el motivo perfecto para explotar. Debo confesar que por eso he generado varias discusiones.

- OK, cambiemos de onda ¿Qué cosa puede hacerte tremendamente feliz?
Que me quiera la gente que quiero, y que estén bien, que tengan trabajo y salud.

- ¿Y qué cosas te desestabilizan?
Todo lo que me pasó este año, tanto trabajo y todo junto. Me da como una angustia que supongo es parte del crecimiento. Lo que tampoco me va es la falta de respeto. El desorden en mi casa.

- ¿Te analizás?
Si, no soy muy rigurosa pero cuando puedo voy porque me parece valiente meterse dentro de una misma. Es maravilloso mirarse y descubrir lo que uno es, en lugar de lo que cree que es.

- ¿Sos muy reflexiva?
Me gusta serlo. Otra cosa que me enganchan son los libros sobre meditación, que me ayudan a conocerme y a aprender cosas que ni uno sabe que tiene, o que le pasan.

- ¿Te vas de vacaciones?
Primero, voy a pasar las fiestas con amigos y mi familia y cuando a fines de enero termine con Soy Gitano emprendo un viaje que vengo postergando hace tiempo. Todavía no sé adonde voy a descansar de un año tan agitado, tan provechoso... pero tengo hecha una lista de los lugares maravillosos que me gustaría conocer.

- Como balance, ¿qué fue lo último que aprendiste este año?
Uhh... Un montón de cosas. Como por ejemplo que la fama te hace creer que te va a acompañar para siempre y la verdad es que una tiene que tomar conciencia de lo efímero que puede ser esto de hacer notas, ser un personaje público. No hay que creérsela. Hoy te dicen que sos una diosa y mañana no te saluda ni el loro. Por eso trato de no perder mi eje; estoy acá porque me gusta mi profesión y quiero ser actriz. Espero no olvidarme nunca de eso.

Beauty secretos de una chica hot

Estar divina requiere de tiempo y dedicación. Romina nos cuenta cómo lo hace ella.

Romina tiene bien en claro que más allá de ser una excelente profesional a la hora de encarnar personajes, la pantalla exige ciertas pautas estéticas que no se pueden pasar por alto. "El cuerpo es mi instrumento, tengo que estar en trenada, descansar, bien alimentada y no fumar", repite como una frase que incorporó hace rato y que no debe olvidar. Para eso se somete a un riguroso plan de belleza, que realiza de dos a tres veces por semana en un spa bajo la supervisión de la doctora Diana Chugri, especialista en clínica estética. Allí le armaron un sustento nutricional que es un plan de alimentación rico en proteínas, acompañado por sesiones de mesoterapia y electroestimulación.

- ¿Sos obsesiva con tu físico?
No, trato de hacer la mayor cantidad de gimnasia posible, por lo menos dos o tres veces por semana, durante hora, hora y media. Hago spinning.

- ¿Y qué tal te llevás con las dietas? ¿Te resultan fáciles de seguir o te complican la vida?
Me resultan complicadas, porque no estoy acostumbrada y con mis horarios de trabajo es difícil ceñirse a un plan de alimentación estricto. Pero básicamente como de todo, con control y lo más sano posible, como para estar fuerte. Lo que me resulta una tortura es tomar dos litros de agua por día.

- ¿Cómo cuidás tu cutis?
Como tengo la piel delicada y ultra sensible, me hago máscaras antistress y peelings de oro que sirven para las pieles cansadas. Son antiage y combaten la flaccidez de la cara. Después uso todo tipo de cremas; ceramidas, vitamina C y suero antiage para el contorno de ojos. Durante el día uso otra debajo del maquillaje, porque el estar todo el día en un estudio de grabación , con las luces te arruina la piel. Y todas las noches me limpio con una buena emulsión de limpieza y una loción para retirar impurezas, y después de eso crema nutritiva.

- ¿Cómo cuidaste tu pelo con tantas extensiones?
Sí, son más de doscientas que me aplicaron pero la verdad es que son facilísimas de cuidar. El mantenimiento es cada seis meses y como tengo tintura, una vez por mes, voy a la peluquería de Alberto Sanders y me hacen baños de crema de siliconas. Me gustan esos mimos.

- ¿Hay alguna parte de tu cuerpo con la que no estés conforme y te gustaría cambiar?
Ninguna. Aunque en el fondo siempre que una se mira al espejo alguna cosita se encuentra para modificar, poner a punto o simplemente mantener, ¿no?. Pero y o la verdad, estoy re contenta con el cuerpo que tengo y, al menos, hasta hoy, no me cambiaría nada.


El top10 de Romina
Gustos, manías y tentaciones: diez preguntas cortitas
y diez respuestas veloces con que la definen de pies a cabeza.

Una comida: Milanesas con puré.
Una mascota: Perro.
Un color: Rojo.
Un disco: Cualquiera del maestro Astor Piazzolla.
Un libro: Cien años de soledad, El alquimista, La novena revelación.
Una flor: Jazmín.
Una prenda de vestir: Un jean.
Un viaje: Al mar o la montaña. O algo mejor: el mar y la montaña.
¿Teatro o tele?: Todo
Una salida: Las reuniones en casas de amigos, con una buena comida hasta la madrugada
.

Cosmopolitan Pocket (12/2003)