Entrevistas


A las mujeres de hoy nos gusta vivir la libertad sexual sin culpas - Revista Gente (18/05/2004)


Lejos de la gitana que la hizo famosísima, está a punto de estrenar la obra Seda de Baricco, en el Teatro de la Comedia, dirigida por Francisco Javier. Cambió su look y asegura que está más relajada: "Estudio cada paso que voy a dar en mi carrera". Dice que ya no quiere mostrarse como un mujerón hipersexy y que más allá de su imagen es una chica clásica que sueña con casarse y formar una familia.

Romina Gaetani (27) está más suave y relajada. No lo dice abiertamente pero le encanta haberse sacudido las señas de Isabel, la gitana apasionada y fuerte que interpretó en Soy Gitano. Encaró el año dispuesta a subirse al escenario, y encontró una obra fascinante. Seda, del escritor italiano Alessandro Baricco, la pone en la piel de Helene, una mujer que ama con devoción a un marido que partió a Japón buscando el camino de la seda y queda atrapado por la sensualidad de una mujer que se desliza entre la vida de ambos como el rico género. Helene lo espera, sólo quiere su amor. Y Gaetani también quiere cosas. Muchas. En primer lugar: olvidar la imagen hiper sensual que cultivó el año pasado, tal vez siguiendo los pasos de Isabel. Y así lo explica con claridad.

-¿Le costó mucho sacarse la gitana de encima?
-No, el mismo día que terminé hice un corte total. Me pasa eso con todos los personajes: una vez que termino, chau.

-Ahora viene el teatro.
-Estoy feliz. Tuve muchas propuestas para el verano y dije que no porque estaba grabando Gitano, y era un delirio viajar de la costa hasta acá. Sentía que no iba a rendir. Hacía mucho tiempo que esperaba una obra magnífica como esta.

-¿Cómo es la mujer que interpreta en Seda?
-Se llama Helene y es del 1800, con todo lo que implicaba ser mujer en ese tiempo. Tiene su sexualidad contenida, muchos miedos y un amor profundo por su marido. Todo lo que hace lo hace por él.

-¿Se siente identificada con una mujer así?
-Cuando una mujer se enamora se entrega sin ninguna especulación. En ese punto es el único en el que me identifico con Helene.

-¿Qué le gusta de ser una mujer de esta época?
-Amo la posibilidad de elegir. Hoy, estamos independizadas y vamos por más. Somos madres, trabajamos y elegimos las cosas que queremos hacer o no. Y no necesitamos tener un hombre al lado para eso. A las mujeres de hoy nos gusta vivir la libertad sexual sin culpas.

-¿Usted vive sin culpas?.
-Totalmente. Pero también soy muy clásica y me imagino teniendo un hijo con la persona que amo, formando una familia. Soy muy Susanita, creo en el amor para toda la vida, en llegar a vieja con el hombre que quiero.

A nuevo
Con el pelo larguísimo (extensiones mediante) y de color miel, y labios súper carnosos. Gaetani asegura que sólo le importa ser fiel a sí misma.

Más sexy, más mujer
"Hoy las mujeres estamos independizadas y vamos por más. Somos madres, trabajamos y elegimos las cosas que queremos hacer o no. Y no necesitamos tener un hombre al lado para eso"

Revista Gente (18/05/2004)