Entrevistas


No quiero ser Leticia Brédice - Revista Semana (09/06/2004)


Romina Gaetani será una cantante en la nueva tira que hará con Dady Brieva por Canal 13. Trabaja en "Seda", la obra que acaba de estrenar. Dice que fue víctima de la inseguridad.
No es una sex-symbol, dijo ella hasta el cansancio en decenas de entrevistas. Pero Romina Gaetani, en rigor de verdad, seduce aún estando cansada y sin su brillo característico, después de una jornada intensa. En cada uno de sus movimientos, tal vez inconscientes, la actriz que sorprendió con Isabel en ‘Soy Gitano’, deja un perfume sensual, afrodisíaco tal vez. Está contenta y tiene razones: el mes que viene comenzará a grabar con Dady Brieva ‘Los secretos de papá que saldrá por Canal 13, y acaba de estrenar ‘Seda’, en el Teatro de la Comedia. El año pasado tuvo que parar dos meses por un pico de estres y hasta hace unas semanas estuvo de vacaciones con la tv. En ese tiempo perdió el vértigo mediático y sólo se dedicó a ensayar. “Me tomé unas vacaciones, me dediqué a la lectura, a ver películas, a no hacer nada -cuenta con una sonrisa. El no hacer nada es maravilloso para reencontrarse con uno mismo. Me parece que estoy disfrutando más. Cualquier cosa cotidiana la disfruto. Tomar un café con alguien o hablar con vos, esta copado. Quizás mañana nadie me hace una nota (ríe)”.

-¿Te da miedo perder popularidad?
-No sé, yo lo tengo en claro. Hoy, como producto, a algunos le sirvo y mañana quizá ya no. Está todo bien, tengo confianza en mí, amo mi profesión. Llegaré a viejita haciendo obras de teatro, de eso se trata. Admiro a Lidia Lamaison, Alejandra Boero, María Rosa Gallo, China (Zorrilla). Me encantaría llegar a la edad de ellas y trabajar como ellas. La popularidad es una consecuencia, así como viene, se va.

-Entonces...no te produce angustia...
-No, porque no laburo para una tapa de revista. Si yo fuera una mina que laburo para la popularidad, me provocaría un vacío. Pero no es mi caso. Si viene el éxito, me pongo feliz. Pero yo estudié teatro, canto, baile y pienso a futuro.

-En este clima de tranquilidad que viviste, ¿pensaste en formar una familia?
-No pensé para nada en eso (ríe con ganas). Me falta madurar, crecer, vivir. No me veo criando un hijo. Para eso primero tenés que ser cien por cien responsable con vos para serlo con un tercero. No me llegó el momento todavía.

-¿Será porque no estas enamorada?
-No...eso no tiene nada que ver...puedo estar perfectamente en pareja ahora y no sentir que podemos ser padres ahora.

-¿Te reís cuando la prensa te ubica insistentemente como sex-symbol?
-El personaje que hice el año pasado en ‘Soy gitano’ jugó mucho con el erotismo y eso vende. Todo lo que tenga que ver con lo sexual vende mucho. Se agarraron mucho de ese personaje para hacer producciones de fotos y tapas de las cuales yo me hago totalmente cargo. Yo alimenté un poco eso pero soy conciente de que no soy solo eso.

-La obra que estás haciendo ahora, “Seda”, también tiene mucha carga erótica.
-Si, hay mucho erotismo. Aunque es otra historia. Tiene que ver con la reivindicación sexual de la mujer. Es un cuento fantástico para adultos. La seda por sí sola tiene mucha sensualidad. SECRETOS CON DADY. Faltan apenas dos meses para que Romina sea la protagonista de la tira que reemplace a ‘Los Pensionados’.Se trata de una comedia llamada ‘Los secretos de papá’, con Dady Brieva y otros actores confirmados como Bettiana Blum, María Fiorentino y Gustavo Garzón. “Lo de Dady viene bien, nos estamos reuniendo de a poquito -explica entusiasmada a SEMANA. Me divierte un montón, me genera mucha adrenalina que mi personaje va tener que cantar en un coro. Voy a hacer a una chica de hogar humilde, muy insegura, con muchos miedos. Se encuentra por una causalidad con Dady, se hacen amigos íntimos y él le va sacar a la artista que ella tiene adentro y desconoce”.

-Hay mujeres que ven a Dady como un galán. ¿Entonces juntos pueden hacer una dupla explosiva?
-Dady es un seductor divino, tiene muchas herramientas de seducción. Pero, sí, estoy de acuerdo con eso, con lo que dicen algunas mujeres. Juntos podemos sacar chispas interesantes.

-¿Te venís preparando para cantar?
-Vengo estudiando canto hace cuatro años aunque en forma interrumpida por todo lo que estuve haciendo en tele.

-¿Nace una nueva Leticia Brédice, quizás?
-No, no me comparo con Leti para nada. Está haciendo una carrera divina como cantante y como actriz.

- Romina tiene sus párrafos para hablar de la situación del país y de la gente. Ella también fue víctima de la inseguridad.
“Viví en carne propia que me apunten con un arma y me encierren en una habitación -describe. Tiempo después, hace un año y medio, lo secuestraron a mi viejo durante todo un día metiéndolo en una villa. Fue azarozo, estaba volviendo a casa y lo agarraron. El no creer en la policía es totalmente angustiante”. Y también quedó atrapada en el “corralito”. “A mí me agarró con todos los ahorros que tenía de ‘Chiquititas’. Me faltaron el respeto como a una gran parte de ciudadanos que viven en este país”.

-¿Qué temas de actualidad te inquietan?
-Que los chicos se estén muriendo de hambre, que no haya plata en los hospitales. Está todo mal. Los jubilados no pueden cobrar la miseria que cobran. Las personas que tienen que mover las fichas no lo hacen.

-¿Y vos que ficha moverías desde tu lugar?
-Trato de dar lo mejor como actriz cuando hago un papel, lo mejor como persona. Si tengo ropa o comida para regalar, lo hago.

-¿La televisión aporta?
-Hay programas que contribuyen y otros que destruyen la psicología de uno. Hay ciclos que si es por mí no deberían existir. No voy a decir cuáles, que cada uno se haga cargo. Hay programas que son dañinos al espíritu y a la psicología humana.

Revista Semana (09/06/2004)