Entrevistas


Otra vez enamorada - Revista Paparazzi (01/07/2004)


La ex Soy Gitano está nuevamente en pareja: desde hace un mes, sale con Diego Suárez, quien fuera su novio en 2003. El último viernes 25 se los pudo ver cenando en un restaurante en el barrio de Palermo. Ella, por ahora, no quiere hablar de lo que siente.

No es una pareja más. No es una pareja común. Es de esas parejas que van y que vienen mil veces, que se quieren, que se odian, que se aman por momentos, que no se pueden ver por otros. Así es la relación que mantienen, desde los primeros días del 2002, Romina Gaetani y Diego Suárez. ¿Y ahora? ¿Cómo están? "De amor no quiero hablar. Me pasan muchas cosas y muy difíciles de entender para las personas que no me conocen. Por eso, prefiero el silencio stampa, como dicen los italianos. ¿Diego? ¿Qué Diego? No, te dije que no quiero hablar. En serio, estoy sola. Ponelo bien grande: ¡Sola!", dijo ella en una entrevista que concedió hace más de un mes, cuando en los medios se hablaba de su pelea con el director de, entre otros programas, Malandras y Tiempo Final.

LA PRIMERA CRISIS. La vivieron en el mes de mayo del año pasado. Ya convertida en una protagonista de Soy Gitano, la gran novela de Canal 13 durante 2003, por esos días ella comenzó una carrera mediática que la llevó a las tapas de las revistas más importantes de nuestro país y, por consiguiente, su ego creció a niveles más que importantes. "Por eso se separaron. Diego no aguantó la presión que le ponía Romina a la pareja. El un tipo re tranquilo, que no se banca divismos, ni nada de eso. Y bueh... Romi, pobre, vivía otro momento. Igualmente, aunque estaban lejos y no se veían nunca, no dejó de haber buena onda entre ellos", contó una amiga de la pareja.

LA RECONCILIACION. Se vivió al poco tiempo de estar distanciados. Y en el mes de octubre, para ser precisos, se mostraron juntos - obviamente, hubo besos y abrazos muy cariñosos - en una fiesta de la novela de Pol-ka, dejando atrás todos los rumores. "Sí, volvimos, y estoy re contenta por esto. No sé... cuando estoy con él me siento bárbara, es como que me alegra la vida", confirmó Romina. Diego, como siempre, eligió el silencio y estuvo sonriente a su lado. Eso sí, durante este tiempo, dejaron de compartir el departamento en el barrio de Las Cañitas, y ella volvió a la casa de su mamá, en Martínez.

LA SEGUNDA CRISIS. "Ya no te banco más. Me tenés cansado. No parás de romper las p... ni un segundo, nena. Andate a tu casa y no vuelvas", relataron algunos vecinos de Las Cañitas, que escucharon una discusión entre Diego y Romina una tarde de diciembre. Desde ese día, nunca más se los volvió a ver juntos. Y ella, que había sido tan amable con la prensa hasta ese momento, adoptó el método Suárez: no habló del tema, y dejó de dar reportajes.

DE NUEVO EL AMOR. Desde hace unas semanas, se comenta que nuevamente están juntos. Sin embargo, ninguno de los dos lo confirmó. Pero después de la función de Seda, en la noche del último viernes 25, fueron a cenar juntos al restaurante El Argento, en la calle Cabrera, en Palermo. Allí, se volvieron a besar, se tocaron. Cerca de las tres de la mañana , como era de esperar, se subieron al auto de la actriz - Diego, un caballero, se puso al volante - y terminaron la noche en el depto de Las Cañitas, dando elocuentes muestras de que el amor los volvió a unir...

Revista Paparazzi (01/07/2004)