Entrevistas


Sí, me negué a hacer los Roldán - Revista Tv Guía (21/08/2004)


Seduce a Dady Brieva, casi veinte años mayor que ella, en Los secretos de papá. Dice que no tiene prejuicios con la edad. Y confiesa que rechazó una propuesta para actuar en la tira de Telefe, con quien ahora compite.

Ya archivó a la sensual Isabel de Soy Gitano. Ahora, en Los secretos de papá, es Eugenia, la mujer que enamora a Dady Brieva pero que, confundida, confía en su amigo gay. Romina Gaetani sabe que este es un gran momento en su carrera y quiere aprovecharlo. Después de una larga jornada de grabaciones en Pol-ka, se relaja y toma un cafecito.

- Sos la heroína de Los secretos de papá. ¿En qué momento te llega este primer protagónico?
El protagónico te puede dar una chapa, y está bien para tu currícula y quizá para tu cachet, pero la actuación es más importante que el cartel que tengas. A veces con un personaje de reparto podés hacer un laburo mucho más exitoso que un protagónico. Claro que no soy necia y sé que Los secretos de papá puede posicionarme en otro lugar y es importante, pero esto no me va a ayudar a ser mejor actriz. Hace cuatro años era estudiante de teatro y una de las tantas chicas que iba a castings todos los días, y en estos años trabajé con gente muy grosa y eso es un orgullo. Todavía tengo mucho que aprender.

- ¿Lo decís por Soy Gitano? Porque al principio no eras la protagonista absoluta, e Isabel fue creciendo poco a poco.
Yo estoy muy contenta con el desarrollo que tuvo Isabel el año pasado en Soy Gitano. Y también tuve un equipo de gente que me ayudó a que ese personaje creciera.

- ¿Entonces, el ser primera figura no te genera presiones extras?
No. Cuando uno trabaja con presiones extras, entonces mete la pata. Obviamente siento alguna presión, porque mentiría si dijera que estoy relajada y todo me fluye; trato de no ponerme mal para que todo salga bien.

- Compiten con un producto bien posicionado como Los Roldán. Eso pone nervioso a cualquiera.
Si. Me alegra que a Los Roldán les vaya bárbaro, los felicito y me encanta que a la gente le guste. Desde mi lugar, puedo decir que Los secretos de papá es un muy buen producto también, avalado por buenos libros y excelente elenco y talento.

- Te habían ofrecido estar en Los Roldán haciendo el personaje de Andrea Frigerio, ¿te arrepentiste de haber dicho que no?
Yo, este año no tenía ganas de hacer tira. Iba a hacer un unitario, El hombre que volvió de la muerte, con Alfredo Alcón; y también una película con Adrián Suar. Esas dos cosas quedaron suspendidas para el año que viene y terminé haciendo esta tira. Pero la verdad es que no me arrepiento de haber dicho que no a Los roldán; para nada.

- Eugenia canta en Los secretos de papá, ¿es una veta artística que te interesa explotar?
Si. Yo arranqué en un musical con Pepe Cibrián, en el 97, David el rey. Seguí cantando en Chiquititas y siempre tomé clases de canto. Este año me puse más todavía las pilas, así que estoy feliz con Eugenia.

- ¿Soñás con sacar un disco?
Desde la panza de mi mamá que escucho jazz, porque mi papá es fan; entonces sé lo que significa ser un cantante y lo respeto mucho. No voy a decir que no me gustaría cantar el día de mañana porque es uno de mis sueños, pero es tal el respeto que le tengo que no voy a hacerlo hasta que no me sienta bien segura. Me gusta mucho cantar, tanto como actuar. La vida dirá qué situaciones me tocan. Por eso no me animé a cantar antes ni a editar un disco de la noche a la mañana.

- ¿Como Leticia Brédice?
A Brédice la admiro muchísimo como actriz y la aplaudo. Escuché un tema de su disco y me encantó. Me parece muy talentosa.

- ¿Abandonaste el look sexy de Soy Gitano?
Para cada personaje me gusta tener un look diferente. Yo siempre me siento cómoda, aunque ando por la vida de jeans y zapatillas. Si mañana me tengo que rapar y engordar 10 kilos, lo hago sin problemas. Con respecto a la sensualidad de Isabel, me hago cargo de todas las fotos que hice el año pasado. Fue el año en que me hice popular y tuve mucha prensa; yo desconocía los códigos y me subí a la vorágine y terminé diciendo que si a cosas que no quería hacer. De todo, aprendí mucho. Y aprendí a decir que no, hay cosas que no volvería a hacer, aunque entiendo que fueron parte de mi camino y que tuve que vivirlas.

- Dady te lleva algunos años, ¿qué te pareció cuando te propusieron que fuera tu galán?
No tengo prejuicios en cuanto a la diferencia de edad; me parece que la química que tenemos es muy buena, y eso es lo importante.

- En lo personal, ¿estás en pareja o solita?
De eso no hablo, es una de las cosas que aprendí el año pasado.

- ¿Tenés un novio oculto?
No... El año pasado me expuse y me di cuenta de que eso termina jugándote en contra. En cuanto a lo personal, me siento afortunada de estar rodeada de gente que quiero y de trabajar y evolucionando por el camino correcto.

- ¿Cómo te cuidás? ¿Hacés dieta y gimnasia?
Me cuido de lunes a viernes, y sábado y domingos me pierdo. Durante la semana como ensaladas, verduras, frutas pero como y no me mato de hambre; veo a una nutricionista. Y los findes de semana como helado, pizza, tomo vino. Y tengo un personal trainer dos veces por semana.

- ¿Estás conforme con tu imagen?
Soy crítica, pero también me gusta. Supongo que si fuera muy crítica, estaría metida en un gimnasio de lunes a lunes y disto mucho de hacer eso.

Revista Tv Guía (21/08/2004)