Entrevistas


¿Con nueva compañía? - Revista Paparazzi (28/10/2004)


La actriz de Los Secretos de Papá se paseó por Palermo junto a un misterioso amigo. ¿Su última conquista? ¿Un nuevo novio? Lo único que se sabe es que su relación con Diego Suárez parece haber quedado en el olvido.

Que es una de las mujeres más lindas de la tv Argentina no hay dudas. Con su trabajo en Los secretos de papá, y gracias as u particular y exótico estilo, la actriz logró confirmar ese status de símbolo sexual que ya había logrado con Soy Gitano. Este año, al lado de Dady Brieva, Romina Gaetani está demostrando su faceta ligada a la comedia, divertida, fresca, y encima se animó a cantar. Todo esto, sumado a la buena calidad del programa y al aceptable rating que está logrando - todavía lejos del imbatible Los Roldán, obvio -, da cuenta de un presente más que alentador para la colo, como la llaman sus amigos. Sin embargo, casi como una "norma de actitud", cada vez que a Romina le va bien en su trabajo, descuida la parte de su vida social. "Es que soy muy profesional, me debo a mi laburo, y cuando trabajo trato de ponerle todas las pilas", es la explicación que da ella. Por eso, no llamó la atención que desde que empezó a grabar con Dady y compañía, la actriz entrara en un pequeño pozo depresivo y, entre otras cosas, cortara con su novio, el productor Diego Suárez, y regresara a vivir a la casa de sus padres, en Olivos. "Es una chica demasiado nerviosa, le cuesta acostumbrarse al ritmo de trabajo y a las presiones", es lo que comentan sus colegas - viejos y actuales -. Pero entre tanto cansancio y mala onda, el sábado 16, en Palermo, la Gaetani demostró que está cambiando un poco esa actitud. ¿Tendrá que ver la compañía de su nuevo y misterioso amigo?

¡CLICK! Romina y el corpulento muchachote que retratan las fotografías dieron un lindo paseíto, una especie de tour por las calles de Palermo, en los alrededores de la Plaza Serrano. ¿Qué buscaban? Algo habitual en esta zona de la ciudad de Buenos Aires: productos de decoración y ropa. bien juntitos, y con algunos gestos más que amistosos, los chicos comenzaron su raid de compras en Gorriti y Scalabrini Ortiz.

Más tarde caminaron hasta una feria ubicada en Honduras y las vías del ferrocarril, pocos metros antes de la avenida Juan B. Justo. Más tarde, regresaron hacia el lado de Plaza Serrano, y se detuvieron en Arte Étnico. "¿La verdad? Lo de Diego ya fue, anda en algo nuevo, pero se ve que todavía no quiere decir nada", contó una amiga. "¿Cómo estoy? Bien, contenta, feliz...", contó ella sugerente. Oficialice o no su nuevo amor, la bella Romina sonríe y se divierte, y eso es saludable.

Revista Paparazzi (28/10/2004)