Entrevistas


Una chica muy pasional - Revista Luz (03/08/2005)


Está viviendo un año de cambios, de crisis. Un tiempo de renovar la piel, tal como ella lo define. Confiesa que no está en pareja y que la música es otra de sus grandes pasiones. Mientras compone las canciones de su próximo disco, estudia canto, guitarra y baile. Además medita, planifica los próximos unitarios en los que participará y sueña con una gran familia.

Cuesta despegar su actual imagen de aquella gitana sensual que interpretó en la tira Soy gitano. Uno de los exitosos ciclos que protagonizó en Canal 13. Es que Romina Gaetani, la actriz de 28 años, que trabajó en Chiquititas, Mil millones, Verdad consecuencia, Yago, Pasión morena y Los secretos de papá, entre otros ciclos de TV, despliega sensualidad a pesar que ella sostiene ser una chica muy relajada.
El tono de voz de Romina y sus curvas son elogiados por la platea masculina. Prueba de esto son los suspiros que arrancó a su paso, antes de entrar al estudio de fotos, enfundada en un strapless animal print que combinó con jeans.

Este año es, para esta chica ariana, un tiempo de cambios. Tiene varios proyectos laborales en carpeta, entre ellos grabar un disco y hacer una película en España. Los últimos meses fueron movidos: padeció un secuestro express, debutó en el teatro de revista como protagonista en la comedia Revista Nacional, junto a Florencia Peña y elenco; tuvo un romance con el músico Fena Della Maggiora; pero por estos días se muestra con Giorgio un italiano al que llama, con aire de misterio, como “mi ángel de la guarda”.
Como las divas de todos los tiempos, fue elegida como imagen de una firma de belleza. Fue nombrada por Nutrisse de Garnier como una de sus embajadoras en el mundo. En este caso es la cara de la nueva línea de coloración Castaños Dulcísimos. Por eso cambió el castaño oscuro que lucía últimamente, por el tono 63 caramelo, que realza sus ojos verdes y destaca su piel impecable.

-¿Cómo llevás semejante movida de este año?
-Hasta ahora fue un buen año, movido a todo nivel, en lo profesional y en lo personal. Pasé por muchos cambios pero estuvo bueno. Fue lindo y emocionante desde todos los lugares, conocí gente nueva, maravillosa, conocí gente no tan buena (risas) pero que también me hizo crecer mucho emocionalmente. Dicen que las crisis son oportunidades, así que podría decir que estoy en momentos de cambios, de crisis, de renovar la piel. Estoy feliz, mi cabeza es un caos (risas), pero es interesante.

-¿Cómo procesás todos estos cambios?
-Yo hace dos años y medio que estudio Metafísica. Cuando tengo tiempo voy a Córdoba o acá me da las clases mi terapeuta transpersonal.

-¿En qué te ayuda esta terapia?
-Me ayuda muchísimo a través de la meditación, a poder estar mucho más conectada conmigo y con el universo.

-¿Estás en pareja?
-No, estoy sola.

-¿Quién es Giorgio?
-Es mi ángel de la guarda. Es un ser humano que quiero mucho y que me hace bien estar con él.

-¿Sos reservada a la hora de mostrar o hablar de tus afectos?
-No...pasa que no soy de contar, no me gusta ser noticia por esto. Pero si estuviera saliendo con alguien no tendría problema en decir que estoy probando.

-¿Tenés ganas de enamorarte, de casamiento, de hijos?
-Siii, me imagino con hijos. No se si casada, pero en pareja si. Creo en el amor, en el compañerismo... me gustaría envejecer con mi pareja.

-¿Qué tiene que tener ese hombre para que lo elijas?
-Honestidad, respetuosidad, sentido del humor. Que sea básicamente buena persona.

-¿Hiciste alguna locura por amor?
-No fui egoísta a la hora de estar con alguien. No sé si son locuras, pero cuando estoy muy copada con alguien, hay momentos que me dejo de lado ciento por ciento para estar con el otro. He ido a grabar una tira, donde se trabaja trece horas, sin dormir.

-¿Una fantasía pendiente?
-Como actriz hay un montón de cosas. Siento que recién estoy empezando mi carrera. Creo que lo más fuerte que puedo dar todavía no lo hice. Recién estoy calentando los motores (risas).

-¿Qué papel te gustaría interpretar?
-Me gustaría hacer papeles que no tengan que ver con mi persona.

-¿Serás una de las Mujeres asesinas?
-Siii, tuve un ofrecimiento para hacer Botines, pero no pude por los ensayos de Revista Nacional, entonces haré dos capítulos de Mujeres asesinas –el unitario que emite Canal 13, los martes a las 23-; también voy a hacer una participación en un unitario que harán prestigiosos directores de cine, en América TV y tuve un ofrecimiento de una discográfica muy importante (prefiere no dar el nombre) para hacer música, con lo que estoy feliz.

-¿De dónde viene esto? ¿Grabar un disco era una cuota pendiente?
-Cantar me gusta tanto o más que actuar. Empecé cantando en musicales, en Chiquititas y ahora en Revista Nacional y si bien estudié canto y baile siempre me sentí más segura actuando que cantando. Quizás esto fue un poco por la exigencia de mi padre que es muy entendido en música, es fanático del jazz. De chica escuchaba a cantantes como Ella Fitzgerald o Betty Carter.

-¿Cómo surge la idea del Cd?
-La gente de la discográfica me escuchó cantar en Los secretos de papá y me llamaron. Empezamos a trabajar hace poquito. Empecé a escribir mis canciones, a componer... Obviamente con la ayuda de músicos. Si bien hace años estudio canto, me estoy metiendo en el mundo de la música, empecé a estudiar guitarra porque siempre quise toca un instrumento. Lo que más me gusta es el saxo, pero es mucho más difícil que la guitarra. Sigo con las clases de canto, tomo clases de fonoudiología y de baile.

-¿Sos obse con algo?
-Si, de la limpieza. En la agenda tengo tooodo anotado, mínimamente detallado. Y si cambio, no tacho. Paso un líquido corrector.

-¿Y con la imagen?
-Nooo.

-Pero sos cuidadosa, tenés las manos siempre bien, la piel perfecta...
-¡En serio! Yo no me veo tan así, a veces soy medio descuidada, mi asesor de moda me vive retando. Si bien me gusta estar bien depilada y tener la piel perfecta, a veces salgo desprolija.

-Tenés asesor... ¿En qué tiene que invertir una actriz?
-Tener asesor de imagen o de vestuario, son inversiones que una tiene que ir haciendo. Hay que invertir en estudios, cursos, en libros; y en tener gente que te respalde como mi doctora Diana Chugri del Spa Belgrano que a mi me trata todo lo que es estético o Alberto Sanders, que me cuida el pelo. Si bien el talento no se discute con nada, tengas o no la uña arreglada, hay que entender que para el sistema a una la ven como un producto que vende más o menos.

-A partir del título de embajadora de Garnier…¿te sentís una diva?
-Soy una antidiva. Me encantó que me llamaran para la campaña. Hacer fotos me divierte muchísimo, además viajé a Brasil por este tema, pero soy cero diva.

Revista Luz. (03/08/2005)