Entrevistas


Ahora voy a aprender a tocar la guitarra - Revista Pronto (30/08/2006)



Romina Gaetani cantó con Fena Della Maggiora

"Ahora voy a aprender a tocar la guitarra"

La actriz de Amas de Casa Desesperadas aceptó la invitación de su amigo para interpretar un par de temas en su show. Dice que su carrera musical por ahora queda ahí, porque no quiere parecer una improvisada.

Enfundada en una minifalda cortísima y con un cinturón apretado que marca su cintura de avispa. Romina Gaetani deja en claro que no tiene nada que ver con el personaje de femme fatale que interpreta en Amas de Casa Desesperadas. La actriz también está dedicada a la música y ensaya a diario con su banda. El jueves 24, además, subió al escenario de La Vaca Profana a cantar una canción en el recital que dio su intimo amigo Fena Della Maggiora. "Hace un año que estoy trabajando con un grupo de músicos, y muy bien. Simplemente eso. No sé si voy a sacar un CD, no es mi meta hacer un negocio de la música. Todo se tiene que dar de a poco, como en mi carrera de actriz. No me gustaría que se armara un producto de mí. Lo estoy haciendo de abajo; no me bancaría salir a vender un disco cuando no tuve un proceso o no sé tocar un instrumento. Necesito saber leer música también, y estoy aprendiendo a tocar guitarra. Me cuesta muchísimo, porque soy vaga. Hay que practicar mucho y le estoy poniendo garra", dice.

- Últimamente se te ve mucho con Fena Della Maggiora, ¿son pareja o no?
No. Nunca fuimos ni somos pareja. Nos sacaron fotos juntos, nada más. Antes me molestaba, porque él tenía su novia y yo estaba saliendo con alguien también. Pero ahora aprendimos a relajarnos y no estamos pendientes de las fotos que publican. Fena me compuso un par de canciones, me invi´to a cantar con él en La Vaca Profana. Nos queremos mucho y los dos, como grandes amigos que somos, estamos siempre en los momentos claves de la vida, en los buenos y los malos. Somos incondicionales.

- Pasemos a Amas de Casa... ¿Eras fan de la serie?
No. Pero cuando me convocaron, la vi toda junta y me enganché.

- Tu personaje es el más sensual de la serie, ¿cómo lo encarás?
Le pongo un color diferente a Carla, con un tono de comedia y un poco de grotesco. Me despegué a la fuerza, porque el personaje original es el de una mujer de 36 años y yo tengo 29.

- ¿Qué elementos usaste de tu personalidad?
Ninguno, porque Carla está muy lejos de parecerse a mi.

- Pero tenés el perfil de una comehombres.
No es así. Una cosa es el envase y otra, lo que una es en realidad. No me siento una mujer sensual. Carla no tiene nada que ver conmigo.

- Jugás escenas hot con varios de los actores de la tira. ¿Sentís pudor?
No, porque siento que son sugeridas y no hot. Creo que tuve más escenas hot en Mujeres Asesinas que en este ciclo.

- ¿Te preocupa el rating?
No me gusta entrar en ese juego macabro. Se lo dejo a la gente del negocio. No me puedo mantener al margen porque trabajo en televisión y a veces la continuidad del producto tiene que ver con el rating y yo necesito pagar las cuentas a fines de mes. Pero no me meto con el rating.

- ¿Sos buena ama de casa?
Soy muy buena. Me engancho limpiando, juego a cocinar, juego a planchar.

- ¿Nunca desesperás?
Jamás. Antes de desesperar levanto el teléfono y digo: vengan a ayudarme.

- ¿A quién le pedís ayuda?
A mi mamá, que es de fierro; a la señora que me ayuda con la limpieza y a algún plomero o gasista de confianza.

- El personaje de Araceli González tiene un amante que es el jardinero, ¿Nunca fantaseaste con algún hombre que te ayude en la casa?
La verdad, no. Jardín, todavía no tengo. Y con el plomero está todo bien.

- Estás en un elenco femenino, ¿cómo se llevan?
Hay mucha fama y también mucha verdad. Trato de mantenerme al margen. Vengo al set, hago mi trabajo y listo. Y si pego onda con alguien, trato de nutrir el vínculo.

- Estuviste en otro elenco femenino en teatro: Cinco mujeres con el mismo vestido.
Si. Un ejemplo. Nos llevamos muy bien las cinco y la gira fue enriquecedora.

- Tenés una figura envidiable, ¿cómo te cuidás?
Soy bastante normal; tengo épocas. Disfruto de la comida, aunque trabajo en un medio en el que tengo que estar bien. Pero no soy obsesiva. Entreno en un gimnasio, estoy en tratamiento con el doctor Carlos Pisanú, me cuido en las comidas. Soy una mina relajada.

- ¿Tenés proyectos?
Quizás haga un capítulo de Mujeres Asesinas, y me llamaron para hacer teatro y una peli. Pero no hay nada confirmado.

Revista Pronto (30/08/2006)