Entrevistas


Con Fena somos incondicionales - Revista Paparazzi (31/08/2006)


La actriz estuvo en un pub acompañando a su amigovio, Fena Della Maggiora. Al final del recital subió al escenario y sorprendió con un apasionado beso a la vista de todos. Además, habló con Paparazzi y contó todo sobre su relación con el músico, y su debut en Amas de casa desesperadas.

El dicho popular asegura que "el que toca nunca baila". Pero a decir verdad, Romina Gaetani se encargó de echar por tierra esa aseveración. Porque en una sola noche, la del jueves 24, Gaetani tocó, vantó, bailó... ¡y besó!. Como si esto fuera poco, horas antes de semejante despliegue, estuvo en la presentación de Amas de casa desesperadas, dado que la morocha será una de las estrellas de la nueva gran apuesta de Canal 13 para esta primavera. Además, la chica dijo de todo. Ajústense bien los cinturones, que llegó el huracán Romina...

La mala de la película. En la recién estrenada Amas de casa desesperadas, Romina Gaetani es Carla Otegui, una mujer sin escrúpulos, una "comehombres" sin reparos a la hora de seducir. Sin embargo, y extrañamente, la actriz asegura ser, en su vida cotidiana, una "mina muy distinta al personaje".

- Convengamos que se te suele ver muy femme fatal...
Pero una cosa es el envase y otra lo que uno es. Lo que yo interpreto del personaje no tiene nada que ver con mi manera de ser.

- ¿Cómo fue hacer escenas eróticas con varios de los protagonistas?
No son hot, son sólo sugeridas. Tuve más escenas fuertes en Mujeres Asesinas que acá...

-Entre las mujeres del elenco, ¿hay muchos celos?
Se habla mucho de eso y hay mucha verdad. Yo trato de ir al set, hacer mi trabajo e irme. Si uno pega onda, bienvenido sea, pero si no, no me preocupo.

-¿Planeás sacar un disco?
No es algo que hago para el negocio de sacar un disco, no me interesa eso de la música. Quiero que se me dé todo de a poco. Si arranqué de abajo como actriz, quiero arrancar de abajo con la música. No me gusta que se arme un producto de mí y que mañana ya salga por ahí cantando con disco y todo. No me interesa. Respeto tanto la música como la actuación, y lo estoy haciendo desde abajo, como yo creo que me la banco. No me bancaría salir a vender un disco sin haber tenido un proceso de aprendizaje, sabiendo leer música, tocar un instrumento...

-¿Estás estudiando algún instrumento?
Sí, guitarra. ¡Y me cuesta mucho! Aparte soy vaga... pero bueno, hay que practicar, hay que ponerle garra.

-Por eso se te ve tanto con Fena...
Fena me compuso un par de canciones, y me invitó a cantarlas con él. Con Fena siempre dicen que fuimos y que somos pareja, pero la verdad es que no. Quizá antes me molestaba porque él tenía su novia y yo estaba saliendo con alguien. Pero los dos aprendimos a relajarnos y no somos muy mediáticos, ni estamos pendientes de las revistas, de lo que se diga.

-¿Cómo definirías la relación entre ustedes?
Nos queremos mucho y somos grandes amigos, que estamos juntos en momentos clave, buenos y malos. Somos incondicionales.


Fiebre de jueves a la noche.
Una cosa es lo que Romina dice, y otra -bien distinta- lo que ella hace. Porque a pesar del repetidísimo "somos sólo amigos", el mismo día de la presentación de la sitcom del 13, en el pub La vaca profana, Fena Della Maggiora presentó su nuevo disco, Cartas para tres. Y, claro, contó con Gaetani como invitada de lujo.
Allí, su amigovia superstar se mostró desinhibida como pocas veces. Bailó y cantó cada tema de su "incondicional" Fena. Sobre el final, subió al escenario y juntos interpretaron La otra mitad, un tema que el músico le compuso especialmente a la actriz. Como broche de oro, tras el último acorde de guitarra, Romina tomó con sus manos a la cara de su "amiguito" y hubo beso. Más que eso: tremendo beso. "¿Se quedaron fríos, no?", preguntó el músico a la platea, con los labios todavía trémulos. La verdad que sí. Porque volvió a confirmar aquello de que una imagen -o más bien, un beso- vale mucho más que mil aburridas explicaciones.

Revista Paparazzi (31/08/2006)