Entrevistas


Nos encanta con su actuación - Revista Tv Notas (17/07/2007)


Romina Gaetani, la sensual villana de Mientras haya vida: "Hace 3 años sufrí un secuestro Express en mi país, Argentina, pero como no estaba maquillada ¡los ladronos no me reconocieron!"

De origen argentino, pero con raíces italianas, Romina Gaetani, quien da vida a "Romina" en la telenovela Mientras haya vida, es una jovencita que cuando tenía escasos 20 años de edad decidió dedicarse al mundo de la farándula. El primer paso fue convencer a sus padres, quienes al ver sus aptitudes no se negaron en ningún momento; ahora, la actriz está en México y a sus 30 años, vive orgullosa de su profesión en la tierra que la vio nacer y en nuestro país, del cual ha recibido muchas muestras de afecto. Además, ella misma nos contó de su niñez, de la familia y de uno d elos momentos más difíciles por el que ha pasado: un secuestro, del que ya sanó las heridas.

- Romina, qué bonito nombre, ¿qué significa?
Sí es bonito, aunque en Argentina no me cruzo con muchas Rominas, pero se usa bastante. Es un no mbre rumano, pero no me acuerdo de su significado, aunque lo leí en algún momento.

"Quería conocer la pirámide de Chichen Itzá"
-¿Cuánto tiempo llevas viviendo en México?
Dos meses y medio, y déjame comentarte que respeto y amo a este país porque, de entrada, es querido por muchos argentinos, ya que en la época difícil en Argentina nos apoyó muchísimo. Entonces, hay una cierta amistad y agradecimiento; además, estudié metafísica hace cuatro años y vimos las civilizaciones antiguar como la egipcia, maya, azteca e inca, y yo tenía interés en venir para conocer las pirámides de Teotihuacán y Chichén Itzá, pues son maravillosas; además su cultura me fascina. Y ahora que termine de grabar Mientras haya vida, iré a Chiapas.

- Cuéntanos, ¿de niña querías ser actriz?
De muy chica sí, así es que se lo comuniqué lo más pronto posible a mis padres y estuvieron de acuerdo. Cuando terminé la secundaria inicié cursos de canto, baile y actuación, pero desde hace años estoy trabajando en Argentina.

- ¿Allá es difícil involucrarse en el medio artístico?
Fui a tocar puertas, empecé desde abajo, yendo a castings y haciendo pequeños personajes hasta que logré tener papeles protagónicos. Creo que cuando uno tiene confianza y fe, todo se puede dar de la manera que queiras en cualquier parte del mundo.

- ¿Te acuerdas de tu primer trabajo?
Fue en Chiquititas, de hecho se transmite aquí por un canal de televisión de paga. Era una novela para niños, yentonces yo interpreté el papel de la heraman mayor de un grupo de niñas.

- ¿Te preparaste mucho para esta carrera?
Actué en teatro, pero no he hecho cine, ya que las propuestas que me han llegado no me han satisfecho del todo, pero no tengo prisa. Mis comienzos fueron en la televisión, pero también trabajé en comedia musical.

"Tengo un hermano y nunca fui la consentida"
- Me sorprende que tus papás te hayan apoyado, ya que muchos no lo hacen porl os vicios que hay en este ambiente...
Con respecto a las drogas y a lo que decías del descontrol en general, me parece que existe en todos los trabajos y familias. Cuando tienes una buena educación, siempre has contado con la compañía de tus padres o familiares y buenas amistades, en uno está acceder a eso o no. De niño puedes cuidarte de pasar un mal momento, pero eso tiene que ver más con los valores y principios; aparte, la droga está en cualquier esquina y lugar.

- ¿Tienes hermanos?
Así es, tengo uno que es arquitecto y me lleva siete años, se llama Leonardo y es escenógrafo. Mi papá trabaja en el ámbito de los seguros y mi mamá le ayuda, aunque ahorita ella está aquí conmigo.
Gracias a Dios, tengo una hermosa familiaen la que todos somos compañeros y amigos.

- ¿Siempre fuiste la consentida de tu casa?
Nunca fui la consentida, siempre fueron parejos en la educación con mi hermano y la mía. Además, ellos fueron aprendiendo junto con nosotros a ser buenos papás y darnos su amistad.

- ¿Vienes de una familia acomodada?
No, mi papá tuvo una familia muy humilde, empezó a trabajar desde los 8 años de edad, de lunes a lunes. Él nos llevaba el pan y mi madre lo ayudó constantemente. En sí, los cuatro hemos sido trabajadores para vivir dignamente.

"Me tocó ser la víctima"
- ¿Qué fue lo más difícil que viviste en Argentina?
Hace dos años me tocó vivir la devaluación que hubo, donde los bancos se quedaron con todos nuestros ahorros, fue el famoso 'cacerolazo'. Recuerdo que todos los argentinos salimos a protestar afuera de los bancos con una cacerola en la mano y en mi caso, se me quedó mucho dinero en ellos, pero poco a poco fuimos sanando y reconstruyéndonos para volver a nuestro lugar.

- Fue una situación muy dura, ¿verdad?
Así es, por la desesperación muchas personas se morían de infartos afuera de los bancos, así es que imagínate, fue algo muy duro. Por fortuna, tuve el apoyo de mis familiares y mi dinero se los di para que se fueran a otro lugar, pues vivíamos en un barrio muy inseguro. En ese momento estaba con ellos, pero nos fuimos acomodando.

- ¿Había mucha violencia e inseguridad?
Hubo una etapa en que la violencia fue demasiada, ya que hubo muchos secuestros, incluso me pasó a mi.

- ¿Cómo te ocurrió esa terrible experiencia?
Me tocó ser víctima, eso fue hace tres años y ya era reconocida, gracias a Dios, pero los secuestradores no se dieron cuenta de eso. Esa vez estaba desareglada poruqe venía d eun ensayo de teatro y ya era muy tarde; quizá como cambio mucho cuando me maquillan, no se dieron cuenta de quién era o a lo mejor fueron sus nervios. En fin, estuve casi dos horas en un secuestro exprés.

- ¿Qué pasaba por tu mente en esos instantes?
Me quedé tranquila, ya que esas personas me dijeron: 'quédate tranquila que no te vamos a violar ni a golpear, sólo queremos el dinero'.

- ¿Te quitaron todo?
Sí, me llevaron a los cajeros automáticos en el automóvil, sacaron todo por medio de las tarjetas de crédito. Y la verdad es que no me tocaron, pero la angustia que te queda después es más dura por pensar en lo que habría pasado. Te digo que lo superé tranquilamente, aunque estuve nerviosa los primeros días, sin embargo, me fui estabilizando y tomé medidas de seguridad, pues ya no salía sola.

- ¿Y cuando te soltaron qué hiciste?
Salí corriendo por la calle, encontré un taxi, me fui a mi casa y le llamé a mis papás, quienes estuvieron a mi lado; al final, levanté una denuncia. Nadie está exento de eso, por más que seas artista, puede pasarte cualquier cosa.

"Extraño mucho a mi novio Héctor"
- ¿De tu tierra extrañas algo?
El afecto de las amistades y al novio, aunque de vez en cuando me visita. Él se llama Héctor, es un gran músico y me ha apoyado mucho. Sinceramente, es un gran hombre y me ha ayudado a crecer como ser humano.

- ¿Y qué no te gusta de estar aquí en México?
El tránsito, pero con respecto al picante, sí me gusta y como de todo mientras no tenga mucho chile. También me encantan los mariachis, y aunque no soy de tomar alcohol, me han convidado tequila y es muy rico. Sin embargo, no tengo demasiado tiempo libre para conocer más, pero cuando descanso voy a Taxco, Guerrero, a Tepoztlán y al Cerro del Tepozteco (en Morelos).

- ¿Te gustaría casarte con Héctor?
Que sea lo que Dios quiera, no soy vanidosa ni hipócrita, si veo que alguien me dice un piropo o algo lindo lo acepto. No tengo planes, que el destino y la vida me lleven adonde me tengan que llevar. Cada vez que lo extraño le hablo, aunque sale un poco cara la llamada. Él es mayor que yo y llevamos juntos nueve meses que han sido muy intensos.

- Pero es difícil tener un amor a distancia, ¿no crees?
Lo que la distancia hace es reafirmar el amor que le tienes al otro, pero también puedes entrar en una etapa de replanteamiento donde hay que evaluar todo. Es complicado, pero por más que hablemos el mismo idioma, no dejan de ser otras costumbres y diferentes cosas. Por otro lado, irte de tu casa a otra te genera un movimiento emocional muy importante y gracias a Dios, mi novio es un gran compañero; no me la vivo llorando, aunque a veces sí me entra la melancolía. El primer mes fue duro, pues trabajaba muchísimo y había momentos en que me sentía muy sola, pero ahora que estoy saliendo con Marimar (Vega) o Margarita (Rosa de Francisco) te haces de amigos y tienes con quién hablar, o bien, con mis seres queridos, quienes vienen de vez en cuando.

"Conocí México a través de 'El Chavo del 8'"
- ¿Cómo te han recibido los mexicanos?
Tuve una sensación muy extraña porque venir a trabajar acá es como empezar desde cero, ya que la gente no me conoce. Allá, al ser conocida das autógrafos y dices: 'ya', pero aquí me agarró mucha emoción; en fin, empiezas a revalorizar un montón de cosas que, quizá por la costumbre, habías perdido.

- ¿Te gusta cocinar?
En mi país hay una persona que me ayuda, pero aquí cocino, limpio, plancho y lavo. Deja contarte, que tengo raíces italianas y me gusta preparar pasta, carne asada, ensaladas o pizzas, hago de todo, hasta pollo.

- Tu personaje de "Romina" te ha dejado mucho, ¿cómo te sientes con eso?
Es un papel que me está dando bastantes satisfacciones, sobre todo porque estoy con un elenco muy talentoso y buena onda, donde hay compañerismo y a veces eso ayuda a que no te sientas solo o lejos del hogar. Además, Margarita Rosa de Francisco es un amor de persona, al igual que Paola Nuñez.

- ¿ Cómo conociste México?
Fue a través del programa El Chavo del 8, a las 12 del día lo veía y después me iba a la escuela. Era fanática de él y hasta tuve el placer de conocerlo hace un año y medio, pues ambos fuimos invitados a un programa (La noche del 10) que conducía Diego Armando Maradona, así es que resultó un placer tenerlo tan cerca. Ése es el recuerdo más vivo que tengo, ya que no podía ni hablar de la emoción.

- ¿Quién es Romina Gaetani en su país?
Eso se lo tienes que preguntar al público, pero he tratado de hacer y escoger en la mejor medida mi trabajo. Se me conoce mucho por las telenovelas en las que he actuado desde los 22 años, aunque por un tiempo dejé de hacerlas para estar en programas unitarios.

"Toco la guitarra y a veces la llevo a la locación"
- ¿Allá se ve la televisión que se hace aquí?
Si, por cable, gracias a eso conozco al productor Babel y a Luis Miguel, quien se me hace un buen cantante, además me parece una buena persona, conocida y respetada por todo el mundo. También está nuestra Frida Kahlo, Diego Rivera y Chespirito, son varios.

- ¿Cuánto tiempo más estarás por acá?
Bueno, me llamaron para hacer esta telenovela, así es que aquí estoy y ya veré cuándo termina. Sí tengo ganas de volver a Argentina, porque voy a armar una banda musical de la que seré la vocalista. Y por otra parte, estoy escribiendo un guión para un programa de jóvenes, así es que debo ver para dónde me lleva la vida. Te cuento que canto música pop rock, aunque no es muy latino lo que hago ni tampoco tan argentino. Y siento que cuando salga al escenario, voy a poder comparar qué me llena más cómo artista o persona. Y aunque me gusta actuar, mis comienzos fueron en la comedia musical.

- ¿Tocás algún instrumento musical?
Sí, la guitarra, y cuando tengo tiempo me la llevo a la locación junto con el cancionero, lo hago más que nada para practicar mis canciones. Me gusta expresarme de esa forma porque me hace feliz, aunque en ocasiones te hace ser así algún tema o guión de una pelílcula.

- ¿Siempre te toca dar vida a la mala de la historia?
No, he interpretado de todo, pero 'Romina' es verdaderamente mala. Mira, prefiero no rotularlo y no me identifico con ella en nada. Hay días en los que me divierto, pero en otros estoy con otra energía y no quiero hacerle daño a nadie. Finalmente, estoy agradecida con la gente de Argos y TV Azteca, porque vieron mi trabajo y me dieron la oportunidad. También les agradezco a los mexicanos en general, pues me paran por la calle y me felicitan, así es que eso te hace sentir como en casa.

- ¿Has llegado a odiar a tu personaje?
"No, mejor dejo que crezca, ya que es todo lo contrario a mi, porque yo soy una buena mujer. Me parece que en la vida no hay que tomar las cosas tan en serio y debemos jugar más", dijo la actriz.

Tv Notas (17/07/2007)