Entrevistas


No me seduce el poder - Revista Gente (05/2010)


Podríamos ubicarla entre "las divinas". Así lo definen sus exquisitos 89-60-90. Pero ella se siente más a gusto entre "las populares". ¿Por qué? Responde con convición: "Soy una mujer que tiene los códigos del barrio. Nací en Capital federal, me crié en San Martín, siempre con mi familia y mis amigos". ¿Qué la emparenta con el resto de sus compatriotas? No tiene dudas: esa características es la independencia. "Todo lo que logré lo hice por mí misma, sin depender de un hombre: mi trabajo, mi casa, mi auto... Las mujeres argentinas somos independientes. Eso sí, para tener un hijo quiero un hombre a mi lado. No sería madre soltera". Será por eso que, entre los hechos que marcaron nuestro Bicentenario, a Romina Gaetani(34) le gustaría filmar uno que ocurrió hace exactamente 63 años: recrear el 9 de septiembre de 1947, cuando se decretó la Ley de Sufracio Universal y Obligatorio. "Me gustaría formar parte de un elenco que cuente el proceso que comenzó en 1945, donde la mujer argentina comenzó a tener voz y voto en la sociedad". La actriz se imagina en la piel de aquellas mujeres que comenzaron a luchar por los derechos de su género desde principios del siglo XX: Alicia Moreau de Justo, Elvira Dellepiane o la mismísima poetisa Alfonsina Storni. ¿Sus convicciones también la acercan a Eva Perón? "Para nada. No me seduce estar cerca de las mujeres si de los hombres que ejercen el poder", asegura.

-Vamos a la parte frívola. ¿Qué te gusta más del hombre argentino?

Te cuento con qué parte me quedo: el hombre argentino es inteligente, tiene buen humor y sabe tratar a una mujer con personalidad. Pero lo que más me importa es que nos respeta.

Revista Gente (05/2010)