Entrevistas


Hoy mi vida es la música - Revista Gente (25/03/2016)


Romina Gaetani a punto de sacar su primer disco. La actriz se presentó con su banda, La Rayada. Junto a su novio, Oscar Righi, ex guitarrista y compositor de Bersuit Vergarabat, brilló en el escenario y se animó a cantar temas propios, de Sumo, Los Redondos, y hasta de Luis Alberto Spinetta.

En el escenario y micrófono en mano, Romina Gaetani (38) seduce con su voz y su baile sensual. “Extrañarte es parecido a los silencios al cantar / si no nos queda ni lugar para respirar / Pero el exceso de este oxígeno me ahoga / cada noche al trasnochar / y cada día al despertar”, entona, mientras trompetas y tambores le ponen color a Extrañarte, tema destinado a convertirse en uno de los hits del disco debut que en breve saldrá a la luz. Por la magia que provocan los vientos y la textura aterciopelada de la canción, bien podría tratarse de uno de los temas más pegadizos de Bersuit Vergarabat. Pero no. La Rayada es el nombre que la actriz eligió para comenzar a transitar el sendero musical. Claro que no está sola en este camino. A su lado aparece Oscar Humberto Righi (55), su pareja, el hombre que durante más de 20 años formó parte de La Bersuit como guitarrista y compositor, y que hoy es el arquitecto del sueño de Gaetani. Porque Osky –así lo llama Romina–, además de imponer todo su talento con la guitarra y el color de su voz, es el productor del material que en el mes de abril estará en la calle.

“Estoy feliz y ansiosa. La presentación en Uniclub fue el segundo show que hicimos y salió todo perfecto. Este disco es la autopsia de una pasión y de verdad, como nunca antes en mi vida y en mi carrera, estoy llena de ilusiones por todo lo que se viene con esta gran banda"

Y adelanta la formación: Gabriel Pedernera en batería, Germán Wiedemer en teclados, Felipe Barroso en guitarra y voz, Martín Pomares en guitarra y bajo, Manuel Uriona en percusión, Pablo Fortuna en saxo, Martín Laurino en trombón, Fabián Veglio en trompeta y Oscar Righi en guitarra, bajo y voz”. A ella, estar acompañada por músicos de años de trayectoria le da tanta seguridad que se anima a todo. Además de temas propios como Prólogo, Mala, Será hoy, Navegar, Hay un tiempo, Perdido, Boqueteros, Extrañarte y De una pasión, se anima a Mañana en el Abasto, de Sumo, Ella es tan linda, de Los Redondos, y Cementerio Club, de Luis Alberto Spinetta.

“Hoy, mi vida es la música”, dice Romina, que hace un año decidió suspender su participación en la tira Noche y día –El Trece–, lo último que hizo en televisión. Paró para recuperase de un problema de salud y también para dedicarse de lleno a su sueño de cantante. Algo que venía gestando desde hace un tiempo. En 2014, cuando viajó a Nueva York para participar de la entrega de los premios Emmy Internacional, aprovechó su paso por la ciudad y grabó el primer videoclip de la banda junto a su colega e íntima amiga, Romina Richi. Por eso no sorprende que en el escenario de Uniclub, ante más de 300 personas, Gaetani tenga brillo propio. No es una actriz más que decidió aprovechar su fama para subirse a un escenario y entonar bien algunas canciones bonitas. Canta bien y deja el alma. “Contamos con el apoyo de muchos amigos. En el disco también participan Daniel ‘Piti’ Fernández –ex guitarrista y compositor de Los Piojos, actualmente en La Franela– y Lula Bertoldi– cantante y guitarrista de Eruca Sativa–. Todo el material fue mezclado en El Estudio, la casa de Gustavo Santaolalla, con la participación de Aníbal Kerpel. La masterización del laburo la hizo Tom Baker en Los Angeles, California”, cuenta Romina, ansiosa y feliz por la inminente salida de su trabajo.

“Si te amo será hoy / tal vez, tal vez mañana no existamos”, entona Romina con voz rasgada, mientras su pareja se luce con un solo de guitarra en el tema Será hoy. El público, compuesto por fieles seguidores que hasta se animaron a armar un fan club, aplaude de pie. Ella ríe, muestra su mejor cara y agradece. Ahí, sobre el escenario, la actriz, hoy cantante full time, interactúa con la gente y se muestra tranquila, feliz. Quiere disfrutar este momento, porque sabe que dentro de poco comenzarán las maratónicas presentaciones del disco, las giras por el Interior y todo lo que significa ser la voz y el corazón de una banda. Pero parece que ésa es la vida que sueña. Y mientras tributa y homenajea al Flaco Spinetta, muestra que en esto, al igual que en la actuación, tiene talento para volar bien alto.

Revista Gente (25/03/2016)


000webhost logo