Entrevistas


La televisión vuelve malas a las personas - Diario La Razón (13/01/2017)


"Te da una fama que pega mal y es un sistema nocivo para el cuerpo", cuenta la actriz que en 2015 dejó la tele y no volvió más. Hizo teatro alternativo, armó su banda de rock y ahora apuesta fuerte con su protagónico en la obra de la calle Corrientes "La Momia". Dice que podría volver a la pantalla chica, pero que prefiere el cine.

Por Santiago Puddington @SgoPuddington

En el alto ritmo de las horas previas al estreno de una obra grnade en la imponente calle Corrientes, el actor entrega todo. No quedan alternativas: hay que seguir ensayando hasta que el chiste encaje perfecto, hay que seguir reparando las líneas hasta que el guión salga de corrido y hay que dejar de lado todo lo demás. La vida se detiene hasta ese minuto señalado en que la ansiedad, los nervios y el disfrute se juntan en un sentimiento único que sólo ellos atravieran. Romina Gaetani lo sufrió antes de subir al escenario del teatro San Martín con "Recordando con ira". Lo padeció antes de salir a tocar con La Rayada en su primer recital y también ayer, con el arranque de "La Momia".

"El humor ayuda porque se vive mucho stress en esos momentos", cuenta la actriz y describe: "Es que para mí es todo un desafío, nunca estuve en una obra así, nunca hice una comedia... Tiene otro dinamismo, yo vengo de dos obras dramáticas, que eran tremendos dramones y acá me encuentro con una propuesta contemporánea que también es de época pero en un tono de comedia que jamás encontré en mi carrera. Y me divertía muchísimo poder tener esta nueva experiencia: saber que me voy a equivocar, que no voy a estar cómoda. Aprendo mucho de todos a la hora de trabajar soy un pibito más".

-¿Volvés a "jugar en primera" con esta obra?

No lo veo así, yo me puntualizo en la obra y no pienso en si estoy o no en las primeras planas os i vienen muchos o pocos a vernos. Es lo mimso, uno tiene que dar lo mejor para el espectador que vino, yo pongo mi cabeza en eso.

-Pero después de un tiempo estás protagonizando en la calle Corrientes, con una obra exitosa, traída de afuera y con expectativa alrededor... ¿Sentís presión?

No siento la presión y creo que en eso es fundamental que nos llevamos bien, porque cuando el actor se divierte eso se transmite. Después será el espectador el que decida y uno no puede hacer nada contra eso más que trabajar.

-¿Preocupa la situación económica? Ante la crisis lo primero que se corta son las salidas...

Cuando algo es bueno... Uno está cuidando el bolsillo, eso nos pasa a todos, pero yo fui a ver obras que tienen entradas caras y estaba todo vendido. Cuando algo funciona, la gente va. Pero sí, obviamente, la crisis pesa.

Romina agradece las risas de estos días, después de haberse tenido que escapar de la gran exposición que significaba su papel en la tira de El Trece "Noche y día", allá por 2015. Luchó para poder llevar adelante el duelo por la pérdida de Carlos, su papá, hasta qu eno soportó más el dolor. "En los libretos (de Noche y día) empecé a ver que el personaje tenía un padre muerto, que no me habían dicho que estaba. Me estaba pasando en la ficción lo que hacía seis meses me había pasado en la vida real. Así que cuando pude cumplir cuatro meses y me fui, fue la primera vez que hice valer mi salud y me prioricé". Hoy los ataques de pánico son cosa del pasado para ella que asegura que no hay una fórmula para atravesar el mal trago y que sólo el tiempo sirve para asimilarlo.

Los meses pasaron y hoy todo luce rearmado con una propuesta de Underground para conducir un documental dando vueltas, junto a su regreso al teatro y su gran sueño en marcha: la banda de rock propia. "Sabemos que tenemos que seguir trabajando mucho tiempo para que La Rayada siga creciendo. Osky (Rigui, su novio y ex guitarrista de Bersuit) tiene experiencia y sabe como funcionan las cosas. Yo trato de mantenerme ajena de su experiencia para que no me contamine mi ingenuidad de estos primeros pasos; de cómo es el inicio, escalón por escalón y esperar que se abran las puertas. Esto sí es distinto para mí, yo hice cosas muy masivas y La Rayada hoy no lo es: no hay radios que nos pasen y nosotros recién hace un año que estamos saliendo a tocar. Se hace difícil pero no pierdo las esperanzas. El disco está bueno y nada está terminado aún.

- Hoy ya no te la podés "creer"...

Por suerte nunca me la creí. En la época de más repercusión, cuando estaba en "Soy Gitano", trabajaba 17hs y no sabía lo que pasaba. No tomaba conciencia de lo que pasaba y no me la creí. A veces uno ve que el poder y la fama pegan mal, la persona que conocías antes cambia y decís: "Uy la tele vuelve malas a las personas". Es un sistema nocivo para el cuerpo, hay que estar con las raíces muy fuertes para que el no te mueva. A mi me encanta la tele, volvería y le debo mucho pero tengo más ganas de hacer cine.

"Una comedia con cosas de terror"

"La Momia es una obra de terror gótica en tono de comedia", así define Gaetani a esta historia, que fue éxito en la cartelera de Londres y ayer se estrenó en el Teatro Metropolitan Citi. Además, el elenco está compuesto por Fabián Mazzei, Adrián Navarro, Mariano Torre, Daniel Campomenosi y Alberto Fernández de Rosa.

Diario La Razón (13/01/2017)